lunes, 3 de octubre de 2011

Ciego jardinero




El mundo es tierra
yo, tallo prendido
de raíces hondas.
En cada primavera
pequeñas yemitas
en mi tallo brotan.
¡Ay! Jardinero envidioso
siempre las yemas me podas.

Las raíces, casa año
van más hondas.
Unas veces desespero
otras, espero en la sombra.
¡Ay! Celoso jardinero.
¡Siempre las yemas me podas!

Dejame crecer en Mayo
que en verano te doy sombra.
Dejame ofrecerte flores,
flores cargadas de aroma.
¡Ay ! Los celos jardinero,
tus propias yemas te poda.


La Cambrila

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada