martes, 18 de octubre de 2011

Gasolina



Se ha parado el motor.
Me encuentro sin combustible.
Estoy un tanto perdida.
No sé si ir a buscarlo
o tú, me lo traerás.
Si salgo, te incomodo.
Si sigo esperando...
No sé, la verdad, no sé...
Yo no quiero hacerte daño
pero, me he de mover.
No sé, no sé ¡que dilema!
Pero hay otra cuestión.
Tú piensas en como ando
cuando estoy sin gasolina?
No sé, no sé ¡que problema!


La Cambrila

No hay comentarios:

Publicar un comentario