sábado, 1 de octubre de 2011

Reciclarse



Ha ido a la peluquería.
Se ha pintado labios
y mejillas,
ha adornado
su cuello con
una enredadera
de campanillas
y se ha puesto
lentillas lila.


Todos la miran.
Unos con miedo
otros, con envidia.
Y dice la luna
desde allá arriba.
¿qué pasa,
es que una
no se puede
poner al día?


La Cambrila

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada